ENSAYOS DE CORROSIÓN  ASTM

  • ASTM A262 Standard Practices for
    Detecting Susceptibility to
    Intergranular Attack in Austenitic
    Stainless Steels

    PRACTICE E—COPPER-COPPER SULFATE–16 % SULFURIC ACID TEST FOR DETECTING SUSCEPTIBILITY TO INTERGRANULAR ATTACK IN AUSTENITIC STAINLESS STEELS .

La Corrosión en Aceros Inoxidables

El fenómeno de corrosión es uno de los causales de grandes pérdidas económicas en el mundo, esta es la razón por la que se han desarrollado métodos de prueba en los diferentes grupos de organizaciones Normativas como ASTM,ISO,JIS, etc., donde se replican las condiciones  lo más cercano a las reales, con la finalidad de tener los materiales más adecuados para resistir la corrosión. En IITA hemos entendido la necesidad de los clientes de tener información para la selección de los materiales más adecuados y evitar deterioro en su infraestructura y equipos en un corto plazo.

ACEROS INOXIDABLES FERRITICOS

Los aceros inoxidables Ferríticos son aceros fabricados con 12% a 27% de cromo, con el carbono controlado al más bajo porcentaje práctico, para  disminuir su efecto nocivo en la resistencia a la corrosión. Estos aceros inoxidables contienen poco nada de níquel. La ausencia de níquel proporciona un precio bajo en comparación con los aceros inoxidables Austeníticos. Los aceros inoxidables Ferríticos se utilizan ampliamente en el mercado automotriz. Estos aceros prácticamente no se endurecen por tratamiento térmico. Estos aceros son ferromagnéticos y pueden endurecerse moderadamente por trabajo en Frío. Son menos resistentes a elevadas temperaturas que los del primer grupo, sin embargo este grupo tiene mejor resistencia a la corrosión y a la formación de cascarilla que el primero. Los aceros Ferríticos pueden ser trabajados en caliente, algo más fácil que los aceros martensíticos y pueden ser enfriados al aire después de trabajarlos en caliente sin el peligro de que se agrieten. La maquinabilidad de este grupo es en general igual a la del primero con bajos contenidos en carbono. Estos aceros también pueden ser soldados fácilmente, sin embargo, los aceros con más alto contenido de cromo son susceptibles al crecimiento del grano y por esta razón hacerse frágiles en la zona afectada por el calor de la soldadura. Consecuentemente, normalmente deben reconocerse después de soldados, para restituir su ductilidad.

ACEROS INOXIDABLES AUSTENITICOS

El uso de los aceros austeníticos son prácticamente ilimitados y se encuentran en diferentes aplicaciones como se indica  a continuación:

Industria aeronáutica, artículos del hogar, industria lechera, industria papelera, procesos de alimento, industria textil, industrial de transportación, artículos farmacéuticos, ornamentos arquitectónicos, equipo del proceso químico, etcétera.Los aceros inoxidables austeníticos son aceros fabricados con el contenido de cromo y níquel en las siguientes proporciones 16% a 26% de cromo y 6% a 22% de níquel, y como los aceros Ferríticos, el carbono se encuentra presente como el director residual y es controlado al límite más bajo posible.Estos aceros no se endurecen por tratamiento térmico, pero pueden ser trabajados en frío para dar altos niveles de resistencia. Los aceros austeníticos tienen considerablemente mejor resistencia a la corrosión que los aceros martensíticos y ferríticos y se caracterizan por su excelente resistencia mecánica y resistencia a la oxidación a elevadas temperaturas.Estando reconocidos, estos aceros no son magnéticos pero llegan a hacerse parcialmente magnéticos después de trabajados en frío. Los aceros austeníticos son notables por su excepcional tenacidad,  ductilidad y son particularmente apropiados para operaciones difíciles de formado en frío.

ACEROS INOXIDABLES MARTENSITICOS

Se fabrican principalmente con cromo, cuyo contenido es del 11.5% al 18%, junto con cantidades cuidadosamente controladas de carbono para impartir a estos aceros la propiedad de endurecerse por tratamiento térmico Conforme se aumenta el contenido de carbono en estos aceros, se aumentan también las propiedades mecánicas que pueden obtenerse por tratamiento térmico. Sin embargo al aumentar el carbono, mayor número de carburos de cromo son formados y por lo tanto baja el contenido de cromo disponible para resistir la corrosión. De acuerdo con esto, junto con cualquier incremento de carbono debe aumentarse el contenido de cromo, de tal manera que se obtenga una resistencia a la corrosión similar a la de los tipos martensíticos de bajo carbono. Los aceros martensíticos muestran una excelente resistencia a la corrosión a medios ligeramente corrosivos tales como: ácidos débiles, vapor, agua fresca, medio ambiente, etc. La máxima resistencia a la corrosión en estos aceros, se tiene cuando son templados a su máxima dureza. Los aceros de esta clase, particularmente los de más bajo contenido de carbono, son usados para temperaturas altas. Resisten la oxidación a temperaturas de hasta 650 °C y tienen buenas características de resistencia mecánica a temperaturas de hasta 540 °C. Los aceros en este primer grupo son Ferro-magnéticos, se forjan y trabajan en caliente fácilmente, generalmente se pueden trabajar en frío sin dificultad y pueden maquinarse satisfactoriamente. Puede ser soldados, sin embargo, debido a su propiedad de templarse al aire, deberá tomarse precauciones para evitar que se agrieten en las áreas soldadas. Los grados comunes de esta familia son 410, 416, 420 / 420C, 440C y 431, con un contenido general de cromo del 12% al 18% y carbono de hasta 1.2 %. Estos aceros son capaces de ser endurecidos por medio de un proceso térmico de templado y revenido, con lo que se obtiene altos niveles de resistencia y dureza. Las características básicas de los aceros inoxidables martensíticos son: resistencia a la corrosión moderada, son magnéticos con baja ductilidad, junto con una tasa de endurecimiento de trabajo medio. Pueden ser soldadas usando los procedimientos correctos, son de uso común en aplicaciones de mecanizado. Las aplicaciones típicas para el uso de los aceros inoxidables martensíticos incluyen hojas de cuchillo, cubiertos domésticos, instrumentos quirúrgicos, elementos de fijación especiales, turbinas, impulsores, cuerpos de válvulas y equipos de ingeniería química. Es suministrado en forma de barra con opciones de chapas y bobinas predominantemente en el grado 420 / 420C.